salud de la mujer

8 mejores consejos para que las mamás mantengan sanos a sus recién nacidos

Anonim

8 mejores consejos para que las mamás mantengan sanos a sus recién nacidos

A pesar de que su toque puede traer mucho consuelo y amor a su bebé, también puede ser portador de gérmenes y bacterias. El sistema inmunológico de nuestro pequeño todavía no se ha desarrollado completamente, por lo que son muy susceptibles a las enfermedades.

¿Cómo nos aseguramos de no transferir gérmenes y bacterias a nuestros pequeños?

Lavándonos constantemente las manos.

Antes de sostener a tu adorable bebé, primero lávate bien las manos. Si el fregadero está fuera de su alcance, siempre puede optar por alcohol isopropílico o desinfectante de manos. Manténgalos siempre a mano para que pueda verter una gota o dos en sus palmas antes de sostener a su bebé.

2 . Tome las vacunas a tiempo

Dicen que es mejor prevenir que curar. Con una gran cantidad de muertes infantiles causadas por enfermedades y enfermedades, es importante que los bebés estén protegidos. La vacunación a tiempo es una forma segura de proteger a sus bebés de enfermedades. Asegúrese de hablar con su pediatra sobre las vacunas que debe tomar su bebé y siga el calendario de vacunación de memoria.

3. Saque a su bebé a la luz del sol

Los bebés recién nacidos necesitan vitamina D y una de las fuentes más baratas y fáciles de obtener es el sol. Para evitar daños causados ​​por los dañinos rayos UV, déjelos estar afuera antes de las 8 am. Es una buena manera para que el bebé obtenga los beneficios para la salud de la luz solar y, al mismo tiempo, es una forma de sentirse cómodos con el mundo exterior.

Para conveniencia del tutor, puede correr mientras saca a su bebé. ¿Por qué necesita cochecito para correr? Para poder hacer tu propio ejercicio mientras cuidas al bebé al mismo tiempo.

  1. No evites la lactancia materna

La lactancia materna es una de las experiencias más maravillosas de la maternidad. No solo crea el vínculo más profundo con el bebé, sino que también es la forma más eficaz de proporcionar todos los nutrientes que el bebé necesita. La leche materna es la primera vacuna del bebé. Les da anticuerpos y todas las vitaminas que necesitan para que estén saludables.

Amamantar puede ser difícil y desafiante, especialmente para las madres primerizas, pero es muy gratificante y gratificante. Si tiene problemas con el suministro de leche, investigue sobre alimentos y suplementos que puedan ayudar a aumentar su suministro de leche materna. También asegúrese de tener un sistema de apoyo, ya sea su esposo, sus amigos, un miembro de la familia, que pueda ayudarlo a sentirse motivado cuando tenga ganas de rendirse.

  1. Cuidar las diferentes infecciones

Los bebés recién nacidos tienen el sistema inmunológico débil por lo que son propensos a las infecciones. Es muy importante que las infecciones se traten en la etapa más temprana para evitar más complicaciones. Tome nota de estos signos comunes de infección y lleve a su bebé al médico de inmediato si muestra dos o más de estos síntomas:

  • Temperatura irregular por debajo de 36.6 grados o por encima de 38 grados
  • Irritabilidad
  • Respiración dificultosa
  • Piel pálida o grisácea.
  • Tinte azulado alrededor de la boca.
  1. Evite visitar lugares públicos con su bebé

Como se mencionó anteriormente en este artículo, el sistema inmunológico del recién nacido aún no está bien desarrollado, por lo que es más vulnerable a los gérmenes y las bacterias. Los lugares públicos están llenos de estas partículas dañinas que podrían causarle enfermedades a su bebé. Además, no desea exponer a su bebé a otras personas que están enfermas.

En la medida de lo posible, evite llevar a su bebé a estos lugares públicos. Por ahora, manténgalos seguros y protegidos en la comodidad de su hogar. Tienen mucho tiempo para visitar estos lugares públicos cuando son más viejos y más fuertes.

  1. Mantenga limpio a su recién nacido

Es importante que los recién nacidos estén limpios e higiénicos todo el tiempo. Sin embargo, a algunos padres les resulta difícil limpiar a sus recién nacidos. Parecen tan pequeños y frágiles, a los padres les preocupa que puedan romperlos o dejarlos caer en sus manos.

Bañe a su recién nacido diariamente con agua tibia y jabón suave sin perfume. Mantenga su cordón umbilical lo más limpio y seco posible. Los bebés pueden irritarse y volverse borrosos cuando tienen pañales mojados, así que asegúrese de cambiar el pañal tan pronto como se moje. De esta manera, puede mantener a su bebé limpio y libre de erupciones.

  1. A prueba de alergias su casa

Su casa debe estar limpia y ordenada en todo momento. Aunque podría ser un desafío apretar a tiempo la limpieza de la casa mientras cuida al bebé, pero asegúrese de que su casa esté libre de polvo y otros alérgenos que puedan causarle enfermedades.

Tener la plena responsabilidad de cuidar a estas pequeñas criaturas podría ser abrumador, pero con estos consejos, usted será un profesional para mantener a su recién nacido sano y feliz.