el embarazo

Los peligros del moho negro, especialmente cuando estás embarazada

Anonim

Los peligros del moho negro cuando estás embarazada

La exposición al moho tóxico puede conducir al aborto involuntario. Además del hecho de que esta es una situación que querrá evitar, también debemos mencionar que pueden aparecer complicaciones con el embarazo, ya que la salud de la mujer se ve afectada. La hemorragia nasal y el dolor abdominal se vuelven bastante comunes.

El gran problema con la exposición al moho tóxico es que los síntomas pueden atribuirse fácilmente a otra cosa. En algunos casos, los médicos simplemente recomiendan que la mujer use un plan de dieta para bajar de peso para aumentar la energía y lidiar con la fatiga que aparece cuando la verdad es que nos enfrentamos a una intoxicación causada por el moho negro.

Es muy importante que tenga cuidado con la posibilidad de enfrentar la exposición al moho negro cuando escuche la noticia de que está embarazada. La verdad es que la mayoría de las personas que tienen problemas de moho realmente lo sospechan, pero no hacen nada al respecto. Ya que estamos hablando de la salud tanto de la mujer como del niño, si esto es algo que sospecha, deberá llamar de inmediato a los profesionales que pueden probar el hogar. Si se detecta la presencia de moho, debe eliminarse por completo.

Obviamente, es posible eliminar el moho solo, sin la ayuda de un profesional. Sin embargo, ya que estamos hablando de embarazo, esto no se recomienda en absoluto. Hay dos razones por las que no debes hacer esto solo:

  • El profesional puede garantizar que se elimine toda la infestación de moho. Eso no es algo que puedas hacer solo.
  • Eliminar el moho puede ser físicamente desafiante. Está embarazada, por lo que debe evitar todas las actividades que son demasiado exigentes físicamente.

Una buena noticia proviene del hecho de que el moho negro puede eliminarse fácilmente de cualquier hogar infestado. Este no es un proceso difícil. Al mismo tiempo, es bastante barato, por lo que no debe preocuparse demasiado por la inversión que está a punto de hacer, incluso si no puede pensar en dinero cuando su salud y la salud del bebé están en juego.