salud infantil

Enseñar a los niños a amar y apreciar el ejercicio

Anonim

Enseñar a los niños a amar y apreciar el ejercicio

Enseñar a los niños a amar y apreciar el ejercicio

Date cuenta de cómo los niños se ejercitan

Cuando los adultos quieren hacer ejercicio, suelen ir al gimnasio o levantar pesas. Con los niños, es definitivamente diferente. El ejercicio para los niños significa jugar y hacer actividad física regularmente. Los niños hacen ejercicio durante las vacaciones escolares, clases de gimnasia, deportes, prácticas de baile o mientras juegan juegos como etiquetas.

Hacer que sus hijos participen en actividades físicamente activas puede ayudarlos a acostumbrarse a llevar un estilo de vida activo. Esto les ayuda a desarrollar huesos y músculos más fuertes, lo que les permite correr o saltar más rápido. También mantiene su cuerpo delgado y ayuda a controlar la grasa corporal. Esto reduce su riesgo de tener sobrepeso. Cuando crezcan, no tendrán diabetes tipo 2, presión arterial alta y niveles de colesterol. También mejora su autoestima y les ayuda a interactuar mejor con las personas.

Haz que jueguen

El buen ejercicio aeróbico para niños incluye baloncesto, ciclismo, patinaje sobre hielo, patinaje en línea, fútbol, ​​natación, tenis, caminar, trotar y correr. Estos ejercicios aumentan la respiración y la circulación. Las actividades de fuerza para los niños incluyen hacer flexiones, abdominales, flexiones y otros ejercicios que ayudan a tonificar y fortalecer los músculos. Sin embargo, estos ejercicios no se realizan sin la supervisión de un adulto experimentado. Haga que sus hijos hagan estiramientos en forma de ruedas de carro, buscando un juguete o practicando una división. El estiramiento mejora la flexibilidad y permite un movimiento fácil de las articulaciones y los músculos.

Los niños deben hacer alrededor de 60 minutos o más de actividad física diariamente. Para los niños pequeños, el ejercicio debe durar 1 hora y media por día. Para los niños en edad preescolar, deben mantenerse activos durante 2 horas. Para los niños en edad escolar, el ejercicio debe durar 1 hora o más para dividirse en bloques de 15 minutos cada uno.

El consejo es hacer que sus hijos participen en una variedad de actividades que son apropiadas para su edad. También debe establecer un horario regular para la actividad física de su hijo. Haga de la actividad física una rutina diaria y haga que su hijo elija tareas que requieran actividad física, como subir escaleras en lugar del ascensor. Además, mantenga estas actividades físicas divertidas no solo para su hijo, sino también para usted.

No los mantengas inactivos

El problema hoy en día es que muchos niños se están volviendo cada vez más sedentarios. Esto se debe a la televisión y los videojuegos. Estas actividades les permiten a los niños sentarse por períodos más largos de tiempo que estar físicamente activos. Una forma de hacer que sus hijos se muevan es limitando la cantidad de tiempo para ver televisión o jugar videojuegos. La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) recomienda que los niños menores de 2 años no vean televisión y los niños mayores de 2 años que vean televisión solo de 1 a 2 horas por día.

Aliméntalos bien

Su hijo no puede mantenerse activo si no tiene una buena nutrición. Haga que él o ella coma una dieta balanceada que contenga nutrientes y el balance correcto de carbohidratos, proteínas y grasas. La dieta es esencial en la construcción y reparación de tejidos corporales, especialmente durante y después del ejercicio.

Fijar un ejemplo

Si quieres que tus hijos hagan ejercicio, ¿por qué no haces ejercicio también? Poner un ejemplo para su hijo puede hacer que su hijo siga hábitos saludables sin que usted se dé cuenta.